Aproximándonos a Londres

¡Nuevo Citybreak en Los Viajes de La Bcn Que Me Gusta!

En esta ocasión… a la ciudad que acostumbra a gustar a todos y a todas por igual, la ciudad que recoge las últimas tendencias, los escenarios de películas y videoclips musicales más emblemáticos, donde se redactó la primera Carta Magna de Europa y sucedido los grandes hechos históricos de nuestro continente y donde, además, siempre hay vida y animación para todos por igual. Y es que en Londres cada uno de nosotros encontramos fácilmente nuestro lugar.

Quizá me rectificaréis, dado que no he estado en Nueva York y no puedo acabar de afirmarlo con seguridad, pero, casi casi, me imagino esta ciudad norteamericana como un Londres a lo grande. ¿Puede ser?

Londres, una ciudad que, por otro lado, sin fijarnos en ese carácter señorial de los londinenses, fácilmente me recordó a Barcelona en cuanto a su vida más moderna, alternativa y “hipster”… ¿Será que Barcelona se dirige hacia este camino cogiendo como influencia la ciudad de Londres? Foodtrucks, mercadillos, street art… ¿no os suena a algo todo esto?   😉

losviajesdelabcnquemegusta-londres29

Sea como sea, una ciudad completamente cosmopolita, que “mola” por así decirlo y que, a pesar que a primera vista no me acabase de gustar, pues me pareció una ciudad de crecimiento desordenado, sin un plan urbanístico claro y un skyline poco definido con edificios que se tapan los unos a los otros, a causa precisamente de este crecimiento no unificado que se inició a partir de los efectos destructores del Gran Incendio del 1666 y de la II Guerra Mundial (¡más de uno me matará por decir esto!), tengo que reconocer que Londres es una ciudad que te la vas queriendo poco a poco y que te va calando a medida que recorres sus calles y que la vas conociendo con profundidad.

Capital de la cultura y del mercado del arte (los mejores museos, galerías y casas de subastas de Europa, tras pasar por Nueva York pero antes de llegar a París, los encontramos en Londres… Barbican Art Gallery, Serpentine Galleries, The National Gallery, British Museum, Tate Gallery, Saatchi Gallery, Christie’s, Sotheby’s White Cube son sólo algunos de los nombres), de las tribus urbanas, de la arquitectura y, sobre todo, de todo aquello que ya empieza a llegar a Barcelona, la moda de diseño más alternativo, los mercadillos, el arte urbano y la reutilización de fábricas.

Es por ello que en la entrada de hoy me gustaría mostraros un Londres diferente, el Londres que me fascinó con todo aquello que la hace una ciudad única… Una ciudad bien puesta (el típico gentleman inglés está muy presente en cualquiera de sus calles) pero con esos puntos más canallas que la hacen completamente diferente y repleta de contrastes. Es por ello que, más que hacer una entrada sobre Londres, he querido realizar una aproximación a Londres, de ahí su título, no sólo porque intentaré con ella no mostraros lo típicamente turístico que podéis encontrar en cualquier guía turística (que también hay que hacer un poco ya que siempre es necesario conocerlo) sino también porque me gustaría mostraros la esencia de la ciudad, todo aquello que pude percibir visitándola y que me hizo cambiar esa primera impresión que tuve de Londres al llegar.

Por otro lado, comentar que sólo me estuve tres días, un tiempo realmente bastante corto, no sólo si tenemos en cuenta las dimensiones de la ciudad, sino también para conocer todo lo que podemos encontrar en ella. Londres es una ciudad que precisa de varios días pero, sobre todo, una ciudad que nos obliga a volver a ella en varias y espaciadas ocasiones ya que cambia constantemente al encontrarse siempre en pleno y fluido movimiento, ya sea tanto como ciudad como con los múltiples espectáculos, exposiciones, conciertos y musicales que se llevan a cabo en ella.

 

Pero… vayamos a pasos… antes de continuar con esos escenarios que hicieron cambiar mi primera impresión de Londres como ciudad… 

¿Qué hacemos?

1) Como ya sabéis, Inglaterra funciona con Libras Esterlinas o Pounds, así que no olvidéis hacer el cambio de vuestras monedas y billetes antes de salir de Barcelona, no sólo para ahorrar tiempo una vez en el destino, sino también porque la conversión, depende cómo, os puede salir más beneficiosa que en cualquier casa de cambios de Inglaterra.

En cuanto a la entrada al país, dado que también tiene ciertas restricciones a pesar de encontrarse dentro de la Unión Europea, tanto para salir de Barcelona como para entrar en Inglaterra, deberéis mostrar vuestros DNI’s o pasaportes en el control policial de la Aduana. Hay bastantes colas una vez llegado a Londres… así que tenedlo en cuenta si después debéis tomar algún tipo de transporte hacia la ciudad.

losviajesdelabcnquemegusta-londres01

2) Y, hablando de transporte, dado que volábamos con Ryanair y que nuestro destino fue el aeropuerto de Standstead, nos decidimos a coger los autobuses de Terravision (si compráis vuestros pasajes vía Internet, tendréis un pequeño descuento). Tenéis opciones más baratas, como podrían ser los autobuses de Easy Jet, pero también más caras, como sería el tren. Como en todo, es valorar cuál es la opción que más se adecua a vuestras necesidades y presupuestos pues, si bien es cierto que mediante Terravision nos salió a mitad de precio que el tren y teniendo más o menos la misma duración de viaje, también es verdad que tuvimos retrasos a causa del tráfico que hicieron que, finalmente, las opciones se acabasen equiparando.

Una vez dentro de Londres, lo más cómodo es moverse en Metro o The Tube como ellos le llaman, dado que las distancias son bastante largas, aunque también es verdad que no nos acaba de permitir tener una visión completa de la ciudad. Aún así, si no queréis agotaros el primer día, es lo más recomendable. En mi caso, el primer día lo hicimos todo andando, el segundo combinamos andar con metro y, finalmente, teniendo en cuenta que ya íbamos un poco justos de tiempo para acabar de ver todo lo que queríamos, únicamente Metro. Así, pues, en función de lo que queráis hacer podéis ir combinando.

Para ello, os recomiendo que uséis la tarjeta recargable Oyster Card, veréis que, a pesar de ser unipersonal, os saldrá más beneficiosa que ir a base de billetes sencillos. Dependerá de cuántos viajes queráis hacer ya que, si son menos de 4 por persona, quizá no os salga a cuenta comprarla. Una vez más, ¡se trata de ir valorando!   😉

¡Por cierto! ¡El Metro de Londres fue una de las cosas que más me impactaron de la ciudad! Túneles y túneles bajo suelo, escaleras mecánicas que parecen llevarte a los infiernos… pero todo ello bajo un orden realmente sorprendente que ya nos gustaría a los países mediterráneos tener y un sistema de organización de las distintas líneas de metro de lo más interesante… (como anécdota… os daréis cuenta rápidamente de quién es o no turista a la hora de tomar esos túneles y escaleras pues… ¡no seréis los únicos a los cuales se os haga de lo más complicado circular y funcionar por la izquierda!)

losviajesdelabcnquemegusta-londres99

3) Precios: es sabido también por todos y todas que Londres no es precisamente la ciudad más barata de Europa y que, es más, los precios pueden ir un poco más allá de los que estamos acostumbrados en Barcelona. Es por ello que os recomiendo unos cuantos truquillos a lo largo de esta entrada…

En primer lugar, si queréis comer más o menos sano pero sin dejaros la vida en ello, podéis probar Prêt-à-Manger, una cadena al estilo de nuestro Nostrum donde comer más o menos sano y mucho más barato que en un restaurante o bar.

4) ¿Y el alojamiento? La verdad es que encontrar un alojamiento barato en Londres es bastante costoso… de todas formas, buscando no es imposible, aunque también es verdad que, por el precio que os acabará costando, en cualquier otro país de Europa hubieseis encontrado algo mejor (nosotros pagamos unos 230eurs por una habitación doble, no muy grande y bastante sencilla, por las dos noches).

¿La zona? Nosotros nos alojamos en el barrio de Victoria y la verdad es que estábamos bastante céntricos… de todas formas, en mi opinión, no lo suficiente ya que quizá me hubiese gustado más estar por la zona de Trafalgar Square. Dado que es un barrio de oficinas, por la noche no había tampoco mucha animación.

 

5) ¡Consejo para el primer o último día! En las estaciones de tren y bus tienen un servicio de consignas bastante interesante y eficiente. Un día entero nos costó unos 11pounds. Aquí podéis encontrar todas las estaciones de Londres que disponen de servicio de consignas.

6) Viajar lo Cura Todo nos recomienda algunos truquillos para viajar a Londres por poco dinero en su blog de viajes. ¡La verdad es que me fue de lo más interesante consultarlo antes de partir!

Con todo esto, finalmente, vuelo incluido… salimos a unos 400eurs por persona / 3 días.

¿Una guía?

losviajesdelabcnquemegusta-mapalondres

En esta ocasión, utilicé la guía de National Geographic, realmente útil con sus rutas imprescindibles organizadas por zonas y barrios. Sin embargo, dado que Londres es una ciudad también para vivirla a partir de las experiencias peliculeras y musicales que hemos tenido en Barcelona con sus escenarios como telón de fondo, adquirí la guía de los chicos del blog de viajes Mochileando por el Mundo, repleta de informaciones útiles, anécdotas y curiosidades.

Otra lectura de lo más interesante que seguro que os es útil consultar antes de ir a Londres es “Londres, insólito y secreto”, con informaciones que hasta los mismos londinenses desconocen.

Los mapas de diseño de Zero Per Zero son también de lo más atractivos a la hora de tener un primer contacto con el terreno de Londres.

¡Y qué decir de las divertidas anécdotas que podemos encontrar en el libro de Superbritánico para conocer un poco de antemano la sociedad londinense!

¿Un poco de historia?

mapalondres

Londres, capital del Reino Unido a pesar de que en ningún papel se haya indicado nunca, se conforma de 32 municipios adheridos a la City, el corazón de Londres.

Es decir, que de la misma manera que ha ocurrido en muchas otras ciudades, Londres funcionó como un gran centro que, poco a poco, conforme iba creciendo, también iba aglutinando a los municipios colindantes. Entre estas poblaciones, por la autonomía que tuvieron respecto a Londres durante mucho tiempo, 3 tienen todavía ahora un estatus distinto al resto. Se trata de Westminster, considerada ciudad independiente de Londres todavía ahora y Kingston upon Thames y Kensington y Chelsea que se consideran municipios reales.

¿Sus orígenes? Celtas pero quienes le dieron forma, gracias a su situación privilegiada al lado del río Támesis, fueron los romanos, invasores de los celtas y quienes nombraron a su nueva colonia portuaria Londinium.

El Augusto de Prima Porta que encontramos justo al lado de la Tower of London, junto a la citada fortificación que posteriormente funcionaría como prisión, son vestigios de esa época en la que Londres todavía era única y exclusivamente conformada por la City.

No será, pues, hasta pasada la época medieval que Londres empezará a tener la forma que más o menos tiene ahora, uniéndose a Westminster y, progresivamente, al resto de territorios colindantes.

Vestigios de este pasado de la City, a pesar de ser Londres una ciudad completamente casi nueva, los podemos encontrar en dos puntos:

  • Cannon Street y la famosa Piedra de Londres: un bloque de piedra caliza no natural de Londres ni de sus alrededores, es decir, que podría tratarse de un traslado desde unos 60kms de distancia por alguna razón que se desconoce. La primera referencia escrita la encontramos en el s.X y, posteriormente, en el s.XII, cuando se usaba como punto de referencia en el transporte para establecer la distancias entre las distintas ciudades, algo que ya se podría haber hecho en época romana. Un sinfín de leyendas giran a su alrededor… ¿Os suena la leyenda del rey Arturo?   😉
  • Charing Cross: actualmente, una parada de metro de Londres pero, en su momento, el nombre de una antigua aldea que se encontraba a un kilómetro y medio de la City. Dada la existencia de un camino que unía la puerta de la muralla de la City de Londres con Westminster, dicha aldea creció rápidamente a partir de las posadas que se iban localizando en ella. Una cruz, como es tan habitual en época medieval, señalaba y protegía dicho camino. Este vestigio todavía continúa actualmente en el centro de Londres, como si el tiempo no hubiese pasado por él, y se trata del kilómetro O de todas las carreteras del país, recordando esa antigua función que tenía, la de fijar el ámbito de aplicación de las leyes según la distancia que les separaba de ella.

En la historia de Londres, encontramos también dos grandes hechos que en todo momento observamos cuando paseamos por Londres:

  • El Gran Incendio del 1666: durante 3 días estuvo la ciudad ardiendo, suponiendo una destrucción catastrófica y posterior construcción de un monumento en homenaje a todos aquellos que hicieron posible la reconstrucción de Londres en el 1671-77 (la parada de metro Monument os dejará a sus pies).
  • El plan urbanístico del Príncipe Regente: Regent Street, Regent’s Park y Regent’s Canal son fruto de dicho plan urbanístico promovido por el Príncipe Jorge IV y diseñado por John Nash en el 1811. Su eje principal, Regent Street, es actualmente una calle señorial con inicio en Piccadilly Circus, el punto de reunión por excelencia de los londinenses, que se ha convertido en lugar de referencia de los comercios de lujo de Londres a pesar de que, en su momento, sirviese de unión entre la residencia Carlton House del príncipe Regente y el recién inaugurado Regent’s Park.

losviajesdelabcnquemegusta-londres28

En cuanto a su canal, el Regent’s Canal, es otro de esos rincones de Londres por descubrir. Una zona tranquila que si tenéis ocasión es recomendable visitar. Sólo tuve oportunidad de verlo desde el autobús de vuelta al aeropuerto pero la verdad es que me quedé con las ganas de recorrerlo. Tenéis más información de él clickando aquí.

Mi primera impresión…

Como os he dicho en unas líneas anteriores, Londres, nada más llegar, me pareció una ciudad impersonal y fría, muy distinta a esas poblaciones del centro de Europa o de Italia, llenas de encanto y rincones repletos de historia. Y es que Londres tiene historia y mucha pero, a causa de los enormes destrozos causados primero por el Gran Incendio y, posteriormente, por la II Guerra Mundial, hay que buscar para encontrarla. La historia no es tan evidente como en otras ciudades y eso es precisamente lo que creo que me provocaba esta primera impresión.

Londres hay que aprender a apreciarla y eso sólo se consigue a medida que la recorremos y visitamos, de ahí que también haya dicho en unas líneas anteriores que sea una ciudad que te cala poco a poco, no desde buen principio, pues requiere de un proceso lento y continuo para ello, especialmente si, como me sucede a mí, sois unos enamorados de países como Portugal, Francia o Italia.

¿El primer momento en el que Londres cambia de golpe?

Por la noche, cuando sus plazas se llenan de vida, sobre todo las zonas de Trafalgar Square y Piccadilly Circus; cuando las luces de las oficinas se encienden y nos muestran sus interiores y los grandes monumentos se iluminan mostrándonos su mayor encanto. Es en ese momento cuando Londres deja de ser gris (sí, en Londres lo más habitual es que el cielo esté siempre triste… aunque la verdad es que yo tuve bastante suerte en ese aspecto) y nos muestra su mejor faceta.

 

¿Segundo paso para quererla?

Cuando te das cuenta de que todas las culturas y religiones habidas y por haber son bien recibidas en Londres, desde los más ortodoxos hasta los indis en Temple Neasden India, los japoneses en Holland Park, los chinos en Chinatown o los italianos en Little Venice.

Y todo ello, no sólo a nivel más cultural y social, sino que también lo percibimos a nivel más monumental.

losviajesdelabcnquemegusta-londres04

Barrios con encanto

Si salimos del centro de Londres, todo empieza también a cambiar por completo… Casas victorianas, barrios con sabor a pueblo, vida en la calle… A pesar de ser uno de los más concurridos, este sabor a barrio lo podemos encontrar en una de las zonas que nos han llegado a partir, precisamente, de las películas. Sí, os hablo de Notting Hill y Kensington.

 

El barrio de Hugh Grant y Julia Roberts en esa famosa película que nos cautivó a todos y a todas ya hace unos cuantos años…

¡Aún se conserva la puerta azul que daba paso a la casa de Hugh Grant! ¡La encontraréis en el 280 de Westbourne Park! ¡Yo no me la perdí en mi ruta de frikismos por Londres!   😛

Si buscáis la librería de viajes, la famosa The Travel Bookshop, en la cual trabajaba el protagonista, por desgracia, a pesar de ser muy visitada a raíz precisamente de la película, se encuentra actualmente cerrada tal y como podemos leer en este artículo de El Periódico.

Pero Notting Hill, a parte de este encanto que os comentaba, es también algo muy carismático… ¡la sede del famoso mercadillo de Portobello Road! ¡Toda una experiencia en la que encontrar un sinfín de objetos de lo más interesantes!

 

Símbolos de Londres

Porque aquello más turístico también es interesante de ver… ¡y de hacernos una foto de recuerdo con él!

Londres está repleto de símbolos y algunos de ellos también nos van calando conforme los conocemos… sobre todo porque, sin saber cómo, ya los conocíamos con anterioridad. Libros, películas, fotografías… todo ello regresa a nuestra memoria cuando paseamos por Londres, haciéndonos revivir experiencias que ya conocíamos y que ya habíamos vivido de algún modo, haciéndonos tener más de un déjà vu durante nuestro paseo.

1)Las cabinas: esas estilosas cajas telefónicas de color rojo (color de la empresa que las gestionaba, de la misma manera que también lo son los buzones de correos, diseñadas por el arquitecto Sir Giles Gilbert Scott, tal y como podemos leer en esta noticia del 20minutos en la cual se nos explica un poco la historia de las cabinas K6, las actuales que encontramos en Londres) que, a pesar de que muchas de ellas ya no funcionen o que incluso estén destrozadas en su interior, convierten a Londres en una ciudad única y fácilmente identificable. Muchas de ellas se están reconvirtiendo en centrales de recarga de móviles.

2) Los autobuses: de dos pisos y de color rojo, usados incluso como medio de transporte para las bodas y, nuevamente, un símbolo identificativo de la ciudad de Londres.

losviajesdelabcnquemegusta-londres11

3) Los taxis: negros o a dos colores (amarillo y negro) pero siempre de doble hilera de asientos en su interior y tan característicos de Londres.

losviajesdelabcnquemegusta-londres38

4) Westminster: nombre del pequeño pueblo que acabó uniéndose a Londres pero que, como hemos dicho antes, todavía conserva su independencia respecto a la gran ciudad. Pero, sobre todo, se trata de ese conjunto gótico y neogótico que nos vincula con Inglaterra de lleno, con esa política y saber hacer por los cuales siempre se ha caracterizado.

Un conjunto que incluiría dos grandes edificios. Por un lado, la abadía de Westminster, la gran catedral de la Inglaterra anglicana, una gran edificación gótica en la que, además, se encuentran enterrados los más destacados personajes del país.

Por el otro, el Parlamento con su gran Big Ben, esa gran campana (¡Ojo! La torre no es la que recibe ese nombre) que nos guía en todo momento.

 

¡Consejo! Si sois de los que os gusta buscar la mejor postal… ¡cruzad el río justo durante la puesta de sol y esperad y disfrutad de las vistas! ¡Fue mi mejor experiencia de todo el viaje!

 

¡Visita complementaria! Justo al lado de la Abadía, en una gran plaza, podréis encontrar también los grandes personajes de la historia inglesa y mundial.

 

5) London Eye: construida en el 1999 bajo el patrocinio de British Airways y de manera temporal (la idea era que permaneciese abierta sólo 5 años), esta gran noria se ha considerado la más grande del mundo hasta la construcción de la noria de Nanchang (China). Es uno de los símbolos de Londres por excelencia, a pesar de su corta edad, y una también de las estampas de la ciudad.

losviajesdelabcnquemegusta-londres101

6) The Tube: nombre que recibe el metro de Londres y que, especialmente por su logo, se ha convertido en otro de sus símbolos.

¿El motivo? No sólo por puro diseño… ¡sino que nos encontramos ante el metro más antiguo de Europa pues fue construido en el año 1863!

¿Algunos datos? ¡Dispone de 274 estaciones, 408 kilómetros de líneas y más de 3 millones de usuarios diarios!

losviajesdelabcnquemegusta-londres19

7) Tower Bridge: tras 8 años de construcción e inaugurado en el 1894, a pesar de que el concurso realizado para elegir el proyecto ganador se iniciase a mediados del s.XIX, este gran puente, como si de un scalextric sobre el río Támesis se tratase, representa otro de los símbolos de Londres.

432 trabajadores, 5 grandes constructoras detrás de él, 11.000 toneladas de acero, granito de Cornualles y piedra de Portland son sólo algunos de los datos que giran entorno a su construcción, capitaneada por Horace Jones y continuada, tras su muerte, por Sir John Wolfe-Barry.

¡Nueva postal! En esta ocasión, podéis tener dos postales. Una, desde el mismo puente, pues desde él se puede apreciar toda la City de Londres y, una segunda, desde el mirador / dársena que tenemos a un costado.

 

Desde él, además, podemos apreciar dos emblemáticas construcciones, grandes ejemplos de la arquitectura actual de la ciudad: el City Hall (edificio de Norman Foster diseñado para albergar la sede del Gobierno de Londres y que, con su carácter translúcido, hace referencia a la transparencia de la política) y The Shard (considerado el edificio más alto de Europa con sus 87 pisos y 309,67m de altura y diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano).

8) The City / Gherkin Building: junto con el London Eye, uno de los símbolos más recientes de la ciudad y ejemplo más significativo del distrito financiero de Londres, después del Lloyd’s building. También proyectado por Norman Foster, se trata de uno de los edificios que más me impactaron de Londres… ¡a pesar de que tenga un ligero parecido a nuestra querida Torre Agbar!

losviajesdelabcnquemegusta-londres108

 

Los parques

Otro de los motivos por los cuales Londres enamora es por sus inmensos y bien cuidados parques. ¡Jamás había visto unos parques así! ¡Y tan grandes! (¡veréis que recorrer el Hyde Park no es algo tan trivial!)

Y es que los parques en Londres se encuentran perfectamente homogeneizados y unificados con la ciudad, encontrando un sinfín de ellos en cada uno de los rincones de Londres.

Pero, sobre todo, lo que os acabará de enternecer el corazón es encontrar en una misma zona animales de todo tipo, desde los típicos patos… ¡a las adorables ardillas!

 

1)St. James’s y Buckingham Palace

El primer parque que visité y el primero también que me fascinó. Una gran zona verde con un estanque en el centro, localizada justo al lado de la Abadía de Westminster y que os dirigirá hacia otra de las visitas obligadas de Londres, el Palacio de Buckingham.

 

¡Fijaros en las banderas! ¡En función de cómo estén, podréis saber si la Reina se encuentra o no en su interior!

Tradicionalmente, la única bandera que se utilizaba en el Palacio Real era la Royal Standard, la bandera real de la Reina Isabel II como soberana del Reino Unido. Sólo ondeaba cuando la Reina se encontraba en casa y jamás lo hacía a media asta, independientemente de si había o no motivo para ello.

En 1997, tras la muerte de la Princesa Diana, la opinión pública protestó por el hecho de que no se mostrase ningún señal de duelo desde el Palacio de Buckingham. La Reina, en aquel momento fuera de Londres, en el Palacio de Balmoral, motivo por el cual no había ninguna bandera ondeando en el Palacio de Buckingham, terminó cediendo a la presión del pueblo y decidió romper el protocolo ordenando que se izara la Union Jach (la bandera del Reino Unido) a media asta durante el entierro de Diana.

Desde entonces, cuando la reina no está en Palacio, la Union Jack ondea en el Buckingham Palace (haciéndolo a media asta cuando fallece algún miembro de la Familia Real o alguna personalidad) y, cuando vuelve, se iza la bandera real o el Royal Standard.

 

¡Consejo! Si queréis disfrutar de uno de los espectáculos más turísticos de Londres, el cambio de guardia, consultad antes de ir sus horarios pues no se lleva a cabo ni cada día ni a todas horas.

losviajesdelabcnquemegusta-londres25

2) Hyde Park y Kensington Gardens

El gran parque por excelencia de Londres, el más grande de la ciudad pero también uno de en los que podéis descubrir más secretos y rincones… ¿Sabíais que en él podemos encontrar la casa más pequeña de Londres (número 10 de la calle Hyde Park), una estatua dedicada a Peter Pan o un Memorial a la Princesa Diana? ¡Pues a descubrir!   😉

 

Además, podéis completar vuestro paseo con la visita al Palacio de Kensington, localizado en los Jardines de Kensington, justo al lado del Hyde Park.

 

3) St. Dunstan in the East

No tuve ocasión de poder visitar este parque pero, dado que se trata de un must que me anoto para mi siguiente viaje a Londres, os lo añado en esta entrada. ¡Se trata de las ruinas de un antiguo monasterio reconvertidas en un gran espacio verde!

Frikismos sanos

Londres es también la ciudad donde podemos observar de cerca todo aquello que hemos leído, visto en películas, escuchado mediante la música que nos llega o estudiado en los libros… así que… ¡también hay momentos para frikismos sanos!   😉

Jack el Destripador, Sherlock Holmes (lo encontraréis muy bien localizado en Baker Street), Phileas Fogg y…

1)La música

Crystal Fighters, los Beatles… pero Blur en “For Tomorrow” es quizá el que mejor nos mostró ese Londres que tanto nos gusta, de ahí que se haya considerado el mejor videoclip para ver Londres desde casa.

Podéis encontrar otros ejemplos musicales clickando aquí o en la lista en Spotify que preparé tras mi viaje a Londres.

 

Para ello, ¿qué mejor que visitar Primrose Hill? Tras Regent’s Park, un lugar de encuentro de los jóvenes de la ciudad y… ¡uno de los mejores rincones con vistas de Londres! (si sois de los que os van las vistas, se ve que desde el bar de la Tate Museum también se puede disfrutar)

losviajesdelabcnquemegusta-londres90

Otro lugar al que hay que ir sí o sí es a ese rincón que tan popular se ha hecho gracias al grupo inglés, procedente de Liverpool, más conocido por excelencia… ¡The Beatles!

¡Sí! Os estoy hablando de Abbey Road, localización del disco número 11 (1969) de The Beatles y de la discográfica que lo gestionó.

AbbeyRoad

¡Firmas y mensajes en los muros de Abbey Road Studios recuerdan quiénes fueron The Beatles y el gran papel que tuvieron en la historia de la música!

 

Así como también un sinfín de gente que, a pesar de molestar a los vecinos de la zona, se dedica a imitar a los emblemáticos The Beatles para tener esa fotografía, a mi parecer algo ridícula, que tanto anhelan… ¡Un espectáculo de lo más divertido! ¡Os los aseguro!   😉

 

¡Ah! Y si os fascina el mundo de la música… ¡no podéis olvidar visitar Rough Trade East! ¡El templo sagrado de los grandes melómanos, con un sinfín de discos de todo tipo! Yo aproveché para entrar en esta gran tienda el día que fui a Brick Lane pues tenéis una justo en esta zona de Londres.

 

2) Películas

“Match Point”, “28 días después”, “V de Vendetta”, “James Bond”… un sinfín de escenarios han tenido sede en Londres tal y como podemos ver aquí.

Pero… ¡mis favoritas son Mary Poppins y My Fair Lady! Así que no me pude estar de visitar esos lugares tan emblemáticos que conocí a través de ellas.

Covent Garden, el gran mercado de abastos de Londres en el cual trabajaba esa humilde Audrey Hepburn en My Fair Lady. Lejos de lo que conocí a través de la película y que tuvó también lugar en la realidad hace ya unas décadas, actualmente se trata de una importante zona comercial donde, además, se localizan importantes tiendas de lujo. ¡Pero no por ello menos interesante de ser visitado! Es más, veréis que es una de las zonas con más animación de Londres.

 

 

Saint Paul’s Cathedral, la Catedral que sirvió de telón de fondo para una de las escenas más bonitas de Mary Poppins, la canción de buenas noches.

 

 

3) Un museo distinto

El Madame Tussauds, uno de los museos de cera más importantes del mundo donde podréis contemplar a todos esos famosos que tanto os fascinan e, incluso, haceros una foto con ellos.

En mi opinión, no se trata de un lugar para ir en un primer viaje a Londres, pero sí algo curioso a visitar, ¡sobre todo si tenéis hijos!

 

 

Por otro lado, comentar que, para lo que representa en sí mismo, lo consideré un poco caro… de todas formas, si se tiene en cuenta que la entrada permite subir en una vagoneta y conocer la historia de Londres de una manera diferente y divertida, así como también disfrutar de otras atracciones, aparte de los cuidados que supone la conservación de sus figuras de cera, la verdad es que el precio queda algo más razonado.

¡Consejo! Si compráis con antelación las entradas desde Internet… ¡os saldrá bastantes más económico!

 

Y hablando de museos…

En Londres, gran parte de los museos y galerías, en especial los nacionales… ¡son gratuitos! Grandes colecciones de arte, con algunas de las obras más importantes de la Historia del Arte… ¡visitables de manera gratuita! ¡Así que a aprovechar!

Por otro lado, los viernes por la noche, la National Gallery está abierta hasta las 22h, ¡algo también interesante a saber!   😉

De compras… 

Londres es también poder encontrar artículos y tiendas que normalmente no tenemos en Barcelona y disfrutar de ellas de una manera diferente. Así que…

1)Mercadillos

No pude ir ni a Camden Market ni a Borough Market pero sí recorrer los del ya citado Portobello Road y Brick Lane (os lo muestro un poco más adelante).

Un ambiente que, como os he comentado antes, lo empezamos a encontrar ahora en Barcelona pero que en Londres, el lugar de donde proviene, tiene un valor añadido que aún lo hace más atractivo y único.

2) Tiendas

Londres es también el lugar donde encontrar tiendas originales que no tenemos en Barcelona.

¿Una de las más antiguas? La juguetería Hamleys, la más antigua de Europa, fundada en el 1760, aunque estéticamente se encuentre totalmente renovada. De hecho, actualmente es hasta una gran cadena de juguetes, aunque, no por ello, menos interesante de visitar.

Aparte de Regent Street, en Londres encontramos también una segunda vía comercial, Oxford Street, la considerada calle de tiendas más larga de Europa y, por lo tanto, otro lugar a conocer.

Pero Londres también tiene tiendas divertidas y diferentes… ¿Mi favorita? ¡M&M’s! ¡El paraíso de estas pequeñas golosinas de chocolate! ¡4 pisos llenos de M&M’s y de todo lo que gira a su alrededor!   😛

 

¡Encontrar por casualidad la tienda de Nickelodeon también me pareció de lo más curioso!

losviajesdelabcnquemegusta-londres37

 

El Londres más canalla…

Brick Lane y Shoreditch, dos barrios de Londres que han ido girando alrededor de esas antiguas fábricas reutilizadas (no es la primera vez que se hace, ya lo vimos con una antigua gasolinera abandonada reconvertida en sala de cine) y convertidas en lugares de nuevas tendencias, música, mercadillos (el del domingo es el más grande e interesante), animación, comida y… ¡street art!

La Fábrica Truman, una antigua fábrica de ladrillos, patioschimeneas… todo nos continuará recordando a ese pasado industrial… y todo ello, además, como telón de fondo de grandes obras y murales de arte urbano que seguro que no os dejan indiferentes. C215, Martin Ron… ¡hasta el famoso Banksy!… serán algunos de los artistas que encontraréis por sus calles.

Si os interesa el tema, se organizan rutas guiadas gratuitas por el Londres del arte urbano.

 

¿Qué me quedó por ver?

Sólo fui 3 días… así que fácil no fue conseguir llegar a todo… pero dado que Londres es para ir volviendo y conocerla poco a poco… ¡aquí mi lista de lugares donde ir en una próxima vez!

  • Los grandes museos
  • La casa de Phileas Fogg (sí, ¡se conoce el lugar exacto!)
  • La famosa casa del Primer Ministro, esa puertecita que vemos siempre en los periódicos y telediarios
  • La estación de metro King’s Cross, un gran castillo en el que, incluso… ¡podemos encontrar el andén que nos da acceso al Hogwarts de Harry Potter!
  • El barrio más canalla de Londres, el Camden
  • El barrio más señorial de Londres, Chelsea y sus famosos almacenes comerciales Harrod’s
  • Chinatown y Soho
  • Los túneles subterráneos bajo el Támesis, también llamados Catacumbas de San Clemente, construidas a principios del s.XIX  para albergar en su momento la línea de ferrocarril.
  • Las narices de Londres… ¡no vi ninguna! ¡Así que se tendrán que buscar en otra ocasión!

 

En definitiva…

¿Cómo me distribuí el tiempo para hacer todo lo que os he mostrado?

Viernes tarde:

Entrada en contacto con Londres… paseo por el centro

Sábado mañana:

Madame Tussauds, Notting Hill y Portobello Road

Sábado tarde:

Hyde Park, Primrose Hill y paseo por el centro

Domingo mañana:

Brick Lane, Tower Bridge y Tower of London, Covent Garden y Saint Paul’s

Domingo tarde:

Regreso a Barcelona…

 

Como conclusión, sólo decir que Londres me acabó gustando a pesar de esa primera impresión que os comentaba, ya no por su belleza como tal pues se trata de una ciudad muy nueva, sino por todo lo que gira entorno a ella, las experiencias que podemos revivir y los escenarios tan conocidos por todos nosotros que podemos encontrar en cada una de sus calles, así como también la animación y multitud de actividades, tanto de ocio como culturales, que organiza.

En definitiva… ¡Una gran metrópolis que hay que descubrir!

Para más información:

www.visitlondon.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s